Dejando atrás el Control

Estas semana hice el ejercicio de dibujar y pintar con mi mano no-dominante.  Es un ejercicio que practico a menudo.  La Dra. Lucia Capacchione destaca que esta técnica trae a relucir la sabiduría y nuestro niño interior. 
 
En resumidas cuentas, la Dra Capacchione propone que escribir y dibujar con la mano no dominante provee más acceso a funciones de el lado derecho de el cerebro como, sentimientos, intuición, espiritualidad y creatividad. 
 

Esta técnica, cuando se explora mediante artes visuales, provee una forma espontánea de expresión que ayuda a el individuo a dejar atrás el control y juzgar el resultado final creativo, también nos invita mas a el juego.  

Comencé a dibujar y pintar con mi mano no-dominante, al principio es un poco molesto…siempre tiendo a querer controlar lo que pinto…pero luego de unos segundos, simplemente me dejo llevar.  En cierto punto comencé a buscar imágenes en mi proceso expresivo…vi una rostro de perfil, así que comencé a definirlo.  Cuando me percaté de esto, rápidamente voltee el papel en dirección contraria.

Me dije..”Sheila, vamos a jugar, no ha trabajar…por Dios, que esto no es una pintura de un retrato…garabatos…vamos…garabatos….” 
 
Luego, se pone mas interesante…me dije.. 
-”Sheila, ya, lo volteastes patas arriba, ahora pinta la imagen por encima…”   
_”Pero Sheila, como que le pinte por encima, si ya estaba quedando un retrato de perfil?” 
-“Que te dije que le pintes por encima Sheila, que solo estamos jugando..” 
-“ok..ok…vamos, ya no sera una cara, pero si lo daño no es mi culpa"  

A que todavia ven un perfil patas arriba, al igual que yo.....jajajaja.

A que todavia ven un perfil patas arriba, al igual que yo.....jajajaja.

Cuando el mundo se convierte en un área de juego, puede ser muy divertido.  Cuando el mundo es una escuela, tenemos que aprender lecciones, prestar atención y hacer lo correcto.  No hay manera incorrecta o correcta de ver el mundo.  En resumidas cuentas, tener un balance entre juego y escuela, es la clave de como llevar nuestro diario vivir. 

Dejar el control…aunque sea por unos minutos…hay que dejarlo ir..